jueves, 20 de octubre de 2011

Se viene se viene

¡Próximamente la segunda edición! Vayan reservándose una copia porque hago pocas, salen caras y soy un ratón.

martes, 1 de marzo de 2011

Este es el título

Bueno, bueno, estoy muy orgullosa de dar inicio a esta cagada... tantos temas abordados y tantas cosas lindas para recordar. En este número encontrarán zombies, buceadores, menstruación, Dios y un poco  más y le paso el teclado a Mauro porque la verdad no sé qué escribir. Ah, y quedó medio berreta todo p3ero es lo que pudimos hacer así que bánquensela o no les damos nada.
Andrea.
Hola me llamo mauro, tengo doce años y ahora les voy a mostrar "Al Final de la Escalera" para Super Nintendo 64, no, mentira, quiero pedir el tema ese, ese que dice "ohh flash, la chica del bikinii" y no me acuerdo de que color era pero era algo asi, esta re bueno, lo quiero pedir porque estoy cocinando papas fritas y debe estar re bueno cocinar escuchando eso uy se me queman las papas.
Bueno, la verdad que estoy contento y con los dedos lastimados por hacer este fanzine, lo mejor de todo es que D.I.Y. siempre hay que ser D.I.Y. Lo que mas me gustó fue que siento que servimos al D.I.Y. y me siento honrado de tal mérito. Me gustan los primeros discos pero despues se pone choto pero me gusta igual porque los ultimos y los primeros también.
En los próximos números del fanzine incluiremos cosas que los van a dejar con gangrena porque los vamos a infectar asi se mueren todos,  y también vamos a poner dibujitos nuevos y esas cosas.
Bueno, voy a terminar porque si no no lo lee nadie esto, pero antes de irme quiero recordarles una cosa D.I.Y, siempre D.I.Y. .. Dinosaurios I Yogures.
Mauro.


Una posdata importante: el afortunado poseedor de un volumen del primer número de Al Final de la Escalera notará que como consecuencia de la precaria compaginación ciertas oraciones están incompletas proque unas palabras fueron rebanadas. Nos dimos cuenta. Manéjense. Ahora sí, disfruten estas divertidas imágenes:






Los creadores en pleno trabajo.



Todo el sudor causado por cinco días de trabajo (sin baño) fue conservado en este vaso.
 
¡Y un final feliz!
video